viernes, 25 de septiembre de 2009

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia está situada al final del antiguo cauce del río Turia, cauce que se convirtió en jardín en los años 1980, tras el desvío del río por la gran riada de Valencia en 1957.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias es un conjunto de edificaciones singulares que fueron diseñadas por Santiago Calatrava y Félix Candela, fue inaugurada el 16 de abril de 1998 con la apertura de L'Hemisfèric (el Hemisférico). El último gran componente, el Palacio de las Artes Reina Sofía, fue presentado en sociedad el 9 de octubre de 2005.

La foto de hoy es un detalle del L'Hemisfèric, al fondo se aprecia el Palacio de las Artes. El motivo de la iluminación es la celebración de la boda de David Albelda, capitán del Valencia F.C.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Conozco muy bien el lugar puesto que lo visito cada vez que voy a Valencia, cosa que me gusta hacer una o dos veces al año. No me pasa lo mismo con Pekin ni con Wisconsin, donde no suelo ir tan a menudo.
Esta zona de Valencia, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, es una maravilla de la arquitectura contemporánea. Todos sus edificios son magníficos.
Dentro de algunos siglos las generaciones futuras los contemplarán con tanta admiración como nosotros ahora contemplamos una catedral gótica o un teatro romano.
Si alguno no conoce este lugar, no sabe lo que se pierde. Debería aprovechar cualquier excusa para irse una semanita a Velencia, que siempre es muy agradable y visitar el Hemisferic, el Umbracle, el Museo de la Ciencia (espectacular)y el Palau de las Arts. Si puede que saque unas entradas para alguno de los conciertos u óperas que suele haber. Es un espectáculo inolvidable.
De paso que visite el resto de Valencia, la catedral con su torre del Miquelet, el Mercado Central, las Atarazanas, los preciosos museos, el puerto, y en las proximidades las playas, la Albufera y que se coma una paella en el Palmar.
No se va a arrepentir y seguro que repite en más ocasiones.
Nosotros hace más de veinticinco años que nos enamoramos de esta ciudad y volvemos a ella siempre que podemos. Total, está ahí a la vuelta de la esquina, no como Laos o la Patagonia, que están donde Cristo perdió el mechero.

Miguel Ángel dijo...

Santiago Calatrava es un Gaudí venido a menos y pasado por el prefabricado. Como el arquitecto catalán se inspiraba en las formas de la Natutarela él se inspira en los esqueletos, soportes de cuerpos vivos. Por eso sus hormigones blancos. Sus motivos en muchos casos están influidos por el arquitecte de Reus, inventor, humilde artesano al servicio de la función. Eso sí era un convencido religioso, lo que demuestra que revolución y conservadurismo pueden ir de la mano, en cierta manera. Dalí era otro ejemplo de lo mismo.
El caso es que se me ha dicho que el servicio a la función no es lo prioritario en Calatrava, sino el efecto. Sus volúmenes difícilmente pueden climatizarse y limpiarse sus superficies. Le habrá parecdo que son cosas irrelevantes. Miguel Ángel.

Publicar un comentario

Hola! Gracias por dejar tu comentario!