lunes, 30 de agosto de 2010

Bodas

Una señal de que te haces mayor es cuando empiezas a ir a más bodas que a cumpleaños.  Llega un momento que necesitas una excusa para poder juntarte con los tuyos. Las bodas y los funerales son lo más socorrido.

Yo estoy llegando a esa etapa de la vida.  Para ver a mis familiares y amigos necesito que alguien se case (todavía no tengo un funeral cada año).

Nunca me gustaron muchos los cumpleaños, pero menos me gustan las bodas. Es un rito desfasado y sin sentido.
Yo entiendo que hace un siglo la gente se casara, pero ahora es legal copular en estado de “pecado”.

Todo este invento de las bodas lo instaló el clero para obligar a la gente “a ajusticiarse” con Dios y de paso pasar por caja en un día de tanta abundancia. Entiendo que todos los que les han adoctrinado con esa religión/secta sigan sus dictados. Y si la Iglesia dice que hay que casarse antes de copular que lo hagan. Y si la iglesia dice hasta que la muerte os separe que así sea. No creo que ningún cristiano se case sin ser virgen, ni creo que haya ningún cristiano de bien que se divorcie. Tampoco veo muy común que alguien que no vaya a misa todos los días o al menos todos los domingos decida casarse en tal lugar. Si de otra forma fuera imagino que irían a la iglesia a engañar al cura, a tomar el pelo a una religión/secta milenaria, a engañar a todos los asistentes.

Sin embargo a los que no entiendo es a los no creyentes, a los que no se someten a los dictámenes de un “ser superior”. Por cierto cada día son más. El año pasado hubo 90.000 bodas por los juzgados y 80.000 en la iglesia. Saco la consecuencia de que 90.000 no pudieron aguantar hasta el matrimonio para meter. Los otros 80.000 unos santos, como Kaka’.

Pues no entiendo a estos que aún así se siguen casando. Y se casan con todos los ritos católicos pero sin el cura. ¿Tendrán miedo por si se acerca a los niños?

Las novias de estas bodas incluso se casan de blanco. ¿Por qué? Casarse de blanco supone llegar pura y casta al matrimonio. Mayormente virgen. Ninguna cristiana se casaría de blanco si no llegara virgen. Sería engañar al todo poderoso. Sería cabrearle. ¿Y las “pecadoras” ante los ojos de Dios porque se casan de blanco? ¿Será una forma de mofarse de esa costumbre? ¿Se estarán riendo de los cristianos?

No lo entiendo muy bien. La verdad que no entiendo muy bien nada de todo el rito, pero los poderes fácticos se han empeñado en que pasemos todos por el aro. Ventajas fiscales y administrativas para los casados, o lo que es lo mismo discriminación para los que no quieren serlo. Nos están obligando. Hay gente que incluso se casa sin tener pareja para obtener los mismos beneficios. En los últimos años hasta los homosexuales se casan para no renunciar a estas ventajas.

La sociedad te obliga a pasar por este negocio, pero yo no lo entiendo, no me gusta, no me siento cómodo. No me gusta nada de todo el espectáculo. Empezando por la despedida de soltero.

Hace un siglo. La noche de antes de la boda los amigos secuestraban al novio. Se lo llevaban de putas y lo devolvían como nuevo para la boda. Se supone que hacían lo que ya nunca podría hacer de casado. Era su última noche. La “noche de los hombres”.


Las cosas han cambiado mucho desde entonces. Ahora casi nadie va de putas, incluso se ha instaurado que las mujeres también hagan su propia despedida y lo más enrevesado de todo es “la despedida conjunta”. Por Dios!! A este tipo de casamenteros les deberían prohibir el matrimonio por depravados!

Las despedidas de ahora se montan en rollo multi-aventura y cosas así. Algo no ha cambiado. Son cosas que nunca más podrá hacer después de casado. Se acabó la libertad.  Además de este tipo de actividades al novio posteriormente se lo tortura de poco en poco. Se le disfraza para poder ridiculizarle en público y posteriormente se le van haciendo putadas durante todo el día, noche, semana y finalmente empalmas con el matrimonio “para toda la vida”.

Hace poco fui a una despedida de soltero que al novio después de dos días seguidos de despedida cuando eran las 7 de la mañana y estando dormido le cogieron 4 garrulos y le tiraron a una piscina. El tuvo que salir con una sonrisa en la boca sin hacer ni decir nada. Porque “era su despedida” y en las despedidas todo vale. En condiciones normales después de salir de la piscina les hubiera dado una paliza, pero “era su despedida”.

Y si un par de horas después lo vuelven a despertar saltando encima de su cama y haciéndole putadas… es “su despedida”. Paliza les daba…


El disfraz para el rito tampoco tiene desperdicio. El novio no le vale el traje multi-usos de bodas/bautizos y comuniones. El novio se tiene que comprar un traje “especial” y cuando digo “especial” quiero decir más caro.

Lo de la novia ya sí que no tiene precio.  Vestidos que ya no te lo puedes poner ni en carnavales. No es porque sea un dinero tirado directamente a la basura, eso es lo de menos, el principal problema es que “hasta que la muerte os separe” tendrás que guardar esa mierda en un cajón de tu casa. ¿Para qué? Para nada. No te lo volverás a poner nunca. No vale ni para trapos de limpieza.

En cuanto al acto en sí yo prefiero la versión corta del juzgado. Firmas un contrato por triplicado, 5 minutos  y a casa. La letra pequeña te arrepientes de no haberla leído posteriormente.

Sin embargo hay gente que aún se casa por la iglesia. El cura en su momento de gloria te vende su película con sus personajes imaginarios y sus historietas para finalmente pasar el cepillo. Resumen 1 hora consumida  en la que 95 de los 96 asistentes al acto se la zumba todo lo que dice.

Este verano estuve en una boda en una iglesia en la que hasta el novio era ateo. Le obligaron a leer una frase tipo que decía “tu Dios es mi Dios”. En ese momento nos dimos cuenta que ella también era atea. Una vergüenza. Se casaba de blanco, pero seguro que ni era virgen ni nada parecido. Una vergüenza.

Y para rematar los despropósitos el banquete. Un lugar donde a los novios les cobran unos 100€ por persona,  te quedas con hambre y normalmente esta malo. Es decir un engaño. Por 100€ por persona se puede comer en el Asador Donostiarra y no te dan garrafón para beber.

Y como a ellos les cuesta 100 tú debes dar más. Resumen. Que si “te invitan” a una boda al final la broma te sale por 300-400€ por pareja. Casi dan ganas de decir invita a tu…

Bueno. Lo dicho, que no me gustan. Lo único bueno de las bodas son las novias.


En las fotos Cristy, Virginia y Ana. Los garrulos que aparecen al lado suyo son sus maridos. Espero que os gusten.