domingo, 24 de julio de 2011

Barabú


Barabú es el gato de Mario y Ana. Su historia es diferente al de resto de gatos abandonados.


En Tenerife, durante las vacaciones del 2.006, Ana y Mario se encontraron un gatito abandonado de menos de un mes de vida. Como no se podían tener animales en su hotel lo escondieron en un bolso para subirlo a la habitación. Después de darle leche pasaron la noche tranquilamente.


Al día siguiente, al poco de levantarse, el gato empezó a convulsionar. En vez de pensar en "juguete roto y a otra cosa", decidieron llevarlo a una clínica cercana donde le hicieron infinidad de pruebas durante una semana. En la clínica no supieron decirles que tenía el gato en especial, salvo que estaba muy desnutrido y que realmente tenía 4 meses de edad.


Con esa situación decidieron que lo mejor sería llevárselo a Madrid e intentar tratarlo allí. El gato seguía convulsionando cada 8 horas y todos los veterinarios les decían lo mismo: "Lo mejor será sacrificarlo".


Varios meses después y tras visitar muchas clínicas, encontaron una neuróloga de gatos que le estuvo medicando durante 2 meses. En ese periodo Barabú pasó  a convulsionar cada más tiempo. 

Un viernes fueron a una revisión para cambiar la medicación. Ese era un gran día porque Barabú llevaba 16 horas sin convulsionar! Sin embargo después de hacerle una infinidad de pruebas la neuróloga les dijo que había que sacrificarlo en el momento. Del cielo al suelo en un instante.


Después de pensarlo mucho le dijeron a la neuróloga que el lunes volverían. Al salir de la clínica le dijeron al gato: "Barabú, un ataque más y ¡ya sabes!" ... y hasta hoy.

A día de hoy el gato no está al 100%, su movilidad y reflejos son algo reducidos. A cambio es un gato muy cariñoso que se pasa todo el día ronronenado.

Por cierto, el gato es una mezcla de persa con angola. Es probable que el cruce les saliera mal y por eso lo abandonaron.

Aunque la historia no es del todo fidedigna, espero que os haya gustado

3 comentarios:

Xonia dijo...

Una pena esto de tener alergia a los gatos :(

Anita y Mario dijo...

¡Menudo gato guapo y famoso que nos hemos echao!

Gracias por el post :-)

PD: Barabú os dice "miaaaaaau" ;-)

Anónimo dijo...

Javier said

Bonita historia. A mis hijas les ha gustado tanto como las fotografías. La putada es que ahora quieren uno.

Un abrazo Aprendiz.

Javier.

Publicar un comentario

Hola! Gracias por dejar tu comentario!